"Y cuando Dédalo, con toda su sabiduría e inteligencia, ufano de su gloriosa ciencia,
vio bajar el sol, descubrió su sombra, negra, aciaga, creciente, voluptuosa, y
entonces entendió que él también estaba allí."

Índice

jueves, 24 de noviembre de 2011

RESOLUCIÓN A TENER EN CUENTA


La obra nace como una bocanada. Entonces va tomando formas y va entrando en algunos, y en otros sólo roza. En unos terceros, algo más especiales, deja una semilla, qué bonito. En todo su recorrido infinito por el tiempo la obra rodea al mundo, va y viene, se enfría y se calienta, se expande y se contrae. La obra es una preciosa bocanada, aspirada de vez en cuando al pasar. Pero entonces llega el crítico y la fotografía, y dice “así es la obra”, sin darse cuenta de que en ese preciso momento acaba de decretar la muerte de la misma obra y sin hallar en derredor a nadie que le haga observar que no es esa la naturaleza de la obra, la de estar para que los demás contemplen su decoro.
Resolución a tener en cuenta: la obra nace para vivir; la crítica existe para decorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total